coverboti

Botiquín Canino: ¿Qué es imprescindible?

reP1000356Cada nueva aventura en la que nos embarcamos con nuestro perro, podemos tener la mala pata -y nunca mejor dicho- que pueda necesitar algún tipo de asistencia  ya sea por un corte, intoxicación o picadura estando en medio de la naturaleza a horas de nuestro coche y de un veterinario, por lo que no nos quedará otra que intentar auxiliarlo para poder ayudarlo hasta conseguir llegar al veterinario más cercano.

Hoy hablamos del botiquín canino. Entrevistamos a la Dra. Catarina Sá Borges  que trabaja actualmente en el Hospital Veterinario Molins  situado en la población que recoge el mismo nombre, Molins de Rei, para que nos indique que es imprescindible en un botiquín canino y no puede faltarnos.

reP1000355“La Dra. Sá Borges está licenciada en veterinaria por el Instituto de Ciencias Biomédicas Abel Salazar de la Universidad de Oporto, Portugal. Desde el tercer año de carrera la Dra. ya comenzó a mostrar un especial interés por el aparato cardiovascular. Durante sus largos años de estudio, estuvo realizando prácticas y voluntariado en varias clínicas veterinarias y hospitales de animales de compañía en Portugal. 

Su ultimo año de carrera lo finalizó y completó realizando una estancia de dos meses en el Hospital Veterinario de la Universidad de Cambridge, en el Reino Unido. Después de ello, decidió irse a Barcelona a pasar unos meses realizando prácticas en el Hospital Veterinari Molins, hospital por el que acabó contratada por su profesionalidad y dedicación. Actualmente Dra. Sá Borges trabaja en el departamento de cardiorespiratorio del Hospital Veterinari Molins.”

1. ¿Qué no debemos olvidar en nuestro botiquín canino?

Lo más importante cuando pensamos en preparar el botiquín canino es que solo debemos incluir aquel material que sepamos para que sirve y como debemos utilizarlo.

Si tuviera que seleccionar cuatro cosas fundamentales e incluirlas en el botiquín serían éstas:

  1. Gasas
  2. Ampollas de suero fisiológico
  3. Venda cohesiva
  4. Esparadrapo
  5. Tijeras
  6. Una venda de tela
  7. Guantes desechables
  8. Solución antiséptica.
  9. Termómetro

Recomiendo también que tengáis el número de teléfono de vuestro veterinario y del más próximo de la zona donde vayáis a realizar la excursión por si fuese necesario.

2. ¿Para qué sirve exactamente cada cosa?

Las gasas, suero fisiológico, venda cohesiva y esparadrapo son lo que nos va a salvar siempre que tengamos que desinfectar y limpiar alguna zona del cuerpo de nuestro perro ya sea por un corte o cualquier tipo de herida.

El termómetro nos puede resultar muy útil para saber la temperatura de nuestro perro pero debemos tener en cuenta que ésta puede ser un poco más elevada al estar realizando ejercicio.

La venda de tela es interesante puesto se le pueden dar varios usos.

  1. Podemos hacer un torniquete apretándola fuerte en la zona de una hemorragia para detenerla. También del mismo modo por una mordedura de serpiente -por ejemplo- aunque no sepamos si es o no venenosa para prevenir que el veneno se expanda.
  2. Otro uso que podemos darle a la venda de tela es que podemos hacer un bozal (colocándola alrededor del morro) para poder hacerle curas, aunque creamos que puede ser innecesario. Debemos tener en cuenta que en situaciones de mucho dolor, pueden mordernos aunque seamos sus propietarios.

3. ¿Y medicación, hay algo que debamos incluir en el botiquín canino? ¿Qué función tiene cada medicamento?

Sí y no. Todo depende de si sabes cómo utilizar la medicación. ¿Qué debo administrar?, ¿Cuando y en qué situaciones? y ¿Cómo administrar la medicación?. En éste acto entraria en escena el médico veterinario responsable para la salud de tu compañero de cuatro patas al que habrá qué preguntarle en función del peso de tu perro, qué dosis habría que administrarle de cada tipo. Antibióticos, antihistamínicos, antiinflamatorios, analgésicos todos estos son fármacos sujetos bajo receta médica, antes de administrar cualquier medicamento debes consultar a tu veterinario.

reP1000361FUNCIÓN MEDICAMENTOS:

Antihistamínicos y anti-inflamatorios: La función de los antihistamínicos y corticosteróides (cuando son utilizados en dosis anti-inflamatorias) en la montaña es reducir/interumpir los efectos desencadenados por los agentes que pueden provocar reacciones alérgicas/anafiláticas (en éstos casos se incluiría los accidentes por oruga procesionaria conocida también como la procesionaria del pino) y de éste modo ganamos tiempo hasta conseguir llegar al veterinario.

Analgésicos: Los analgésicos son medicamentos para calmar o eliminar el dolor, hay varios grupos de analgésicos  y su elección siempre debe pasar previamente por tu veterinario y éste también te indicará las situaciones en las que deberás utilizarlos. Nunca debemos medicar a nuestro perro utilizando la misma dosis o medicamento que utilizamos para un niño, tanto el parancetamol como el ibuprofeno o la aspirina pueden tener graves efectos secundarios en nuestras mascotas.

Los Antibióticos pueden ser un gran recurso en caso de la aparición de heridas abiertas, mordeduras, fracturas expuestas ya que representan una “puerta de entrada” para las bacterias.

4. ¿Cuáles son los problemas más comunes que nos puede ocurrir en plena montaña con nuestro mejor amigo?

Son diversos los accidentes que nos pueden coger desprevenidos en la montaña por lo que los considerados más típicos o comunes son los que a continuación se exponen:

Herida o corte en las almohadillas.

-Las mordeduras son otras situaciones bastante frecuentes y generalmente son situaciones de urgencia (jabalíes; serpientes; otros perros; etc).

-Las reacciones alérgicas e intoxicaciones son dos peligros que también existen en la montaña provocadas por plantas, picaduras de insectos e incluso también por mordeduras. Es imposible hablar de reacciones alérgicas o anafilácticas sin destacar la temporada de las orugas, más concretamente de la procesionaria del pino.

Cuerpos extraños en especial la típica espiga que les ha entrado en la oreja o en la nariz y ahora no dejan de sacudir la cabeza o estornudar.

-Otro tema, completamente distinto pero que también puede poner en riesgo la salud de nuestros fieles compañeros de excursión y muy importante es la temperatura, este factor silencioso es el gran responsable de los golpes de calor y situaciones de hipertermia que pueden ser fatales.

5. Siempre en épocas de más calor, salimos muy temprano para no estar en la montaña en los momentos donde la temperatura es más elevada, sin embargo, puede pasarnos qué los cálculos no nos hayan salido bien y nuestro perro comience a mostrar algún síntoma de golpe de calor leve.

¿Cuales son los síntomas de un golpe de calor?

Es fundamental saber reconocer los signos clínicos que nos sugieran que nuestro perro puede estar padeciendo un golpe de calor, aparte de la temperatura corporal, debemos estar especialmente atentos a la frecuencia respiratoria y cardíaca de nuestro compañero. El jadeo excessivo con aumento de ruídos respiratórios, babeo y las mucosas secas con un color diferente del normalmente rosado, son signos que nos deben llamar a la atención y nos anuncian que nuestro perro puede estar padeciendo un golpe de calor.

Es muy importante evitar las horas de más calor durante la actividad que vayamos a realizar.

¿Qué debemos hacer en éstos casos a parte de volver lo antes posible al coche para acudir al veterinario? ¿Cómo lo ayudamos?

En primer lugar debemos proteger-los de cualquier fuente de calor (en el caso de la montaña, el sol), mojarlos con agua fresca, podemos también aplicar alcohol desinfectante en las almohadillas y pabellones auriculares (¡Ojo! no debemos dejar que le entre alcohol dentro del canal auditivo, solo aplicar externamente).

El objectivo es impedir que les aumente aún más la temperatura y  se debe siempre empezar a disminuir de forma gradual, unos 2ºC por hora es una media bastante correcta y aceptable.

P1000339 copiaMuchos propietarios, ante situaciones de hipertermia (temperatura rectal mayor a >41 º), por mero desconocimiento y con la mejor intención del mundo intentan bajar la temperatura corporal del perro de forma inmediata para que su perro se recupere lo antes posible, sin embargo esto está totalmente contraindicado ya que en algunos casos la bajada abrupta de la temperatura puede conducir al problema inverso es decir, a una hipotermia (temperatura rectal menor a <35 º), otra posible consecuencia de una disminución brusca de la temperatura corporal es la hipotensión (disminución de la tensión arterial). Por lo tanto lo ideal es centrarnos en disminuirle la temperatura corporal de forma gradual hasta conseguir ser asistidos por un veterinario.

Catarina Sá Borges, DVM
Veterinaria en el Hospital Veterinari Molins.

Nosotros os recomendamos que a la hora de hacer el botiquín canino, hagáis una visita a vuestro veterinario de confianza y apuntéis en un papel en qué tipo de situaciones sería necesario utilizar exactamente cada uno de los medicamentos mencionados y anotar también la dosis a suministrar a vuestro perro para que así podáis consultarlo en el escrito en caso de tener algún desafortunado accidente en la montaña.

¿Qué os aparecido? Interesante…¿Verdad?

Ahora ya sabéis que es lo fundamental que debéis llevar en vuestra mochila para poder ayudar a vuestro mejor amigo de cuatro patas esperamos que no tengáis que utilizar botiquín muy a menudo pero como bien dicen, “el saber, no ocupa lugar”.

Beatriz Gazeau
Dakota’s Summits

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *