coverestres

El estrés en perros

12088590_10153305461269075_2755948809401726136_nHoy en día, como casi todo, el mundo del perro ha evolucionado y en varios estudios se ha podido demostrar que, los perros padecen estrés igual que los seres humanos.

Pero…¿Qué es el estrés?

El estrés es la respuesta automática del organismo de un individuo frente a una situación percibida como amenazante o una situación novedosa implicando un proceso de adaptación. En ese momento una serie de mecanismos se ponen en marcha para que el cuerpo del individuo pueda hacer frente a esa nueva situación o amenaza.

Sin embargo, tendemos siempre a relacionar ésta palabra con algo negativo, como algo nocivo relacionado con malestar, ansiedad, miedo, incomodidad o tensión.

Existen dos tipos de estrés:

1.Estrés positivo o Eustrés:

Se considera estrés positivo o eustrés cuando el organismo consigue adaptarse de forma satisfactoria a la situación estresante fortaleciéndose y manteniendo el equilibrio interno.

2. Estrés negativo o Distrés:

Se considera estrés negativo o distrés cuando el organismo no consigue adaptarse a la situación estresante resultando el estrés que padece el individuo, algo desagradable alterando y creando un desequilibrio interno.

10526126_10152892585754075_4756939300986034178_nPor lo tanto y en resumidas cuentas, el estrés puede ser positivo, el que nos ayuda a seguir hacia adelante y nos hace más fuertes y negativo, el que nos perjudica. A nosotros y a los animales.

Debemos tener en cuenta que toda novedad y proceso de aprendizaje implica también estrés, de hecho, necesitamos el estrés para vivir y forjarnos como personas. Es imposible percibir una vida sin estrés de ningún tipo, pues ésta, no existe.

Como hemos comentado en otros artículos, los perros comunican con el lenguaje corporal y son capaces de mostrarnos las llamadas señales de estrés. Las más comunes y frecuentes son:

-Marcaje excesivo

-Rascarse

-Relamerse

-Beber agua de forma compulsiva

3633_10151438003374075_858355214_n-Sacudirse

-Sonreír con la comisura de los labios (sí, los perros también sonríen pero no por el mismo motivo que nosotros) :)

-Parpadeo rápido

-Desviación de mirada

-Bostezar

-Jadear

…entre otras.

167303_487812869074_6570202_nSeñales que aparecen ante una situación que resulta  ser incómoda y estresante para nuestro perro siendo éste incapaz de gestionarlo y  dónde su organismo intenta adaptarse a la situación que le estresa.

La percepción del eustrés y el distrés siempre dependerá de las capacidades adaptativas y de asimilación de cada individuo así como de su sensibilidad pero sobretodo de como su organismo responde ante una situación estresante ya que lo que para un perro puede suponer eustrés estar en un parque con más individuos caninos, para otro individuo canino con inseguridades y problemas de conducta, puede suponer distrés. Motivo por el cual en mis artículos, intento hacer especial hincapié en la importancia que tiene saber el tipo de perro que tenemos delante así como su carácter y saber observarlo.

El problema del distrés es que si es a largo plazo y no lo detectamos, puede provocar síntomas físicos y problemas de salud.

190645_10150109942119075_2113227_nCuando un perro tiene demasiada carga de estrés, las señales pasan a convertirse en síntomas. Síntomas físicos que señalan que su organismo no es capaz de adaptarse perjudicando su salud. Los síntomas más típicos son:

-Conductas compulsivas (Estereotipas)

-Heridas en la piel de rascarse ó granuloma por lamido

-Pérdida de apetito

-Vómitos

-Diarrea

-Taquicardia y Taquipnea

-Caída de pelo (Alopecia)

…entre otros.

El otro día, leí un artículo que me pareció muy interesante sobre los osos polares.

11659418_10153108137499075_1016716047162373600_nActualmente se encuentran en peligro de extinción, pero lo que seguramente mucho de vosotros es posible que no sepáis es que, el motivo es la polución y el deshielo de su hábitat el que amenaza su perseverancia en nuestro planeta.

La lucha por la supervivencia de éstos blancos y hermosos animales les está suponiendo tal estrés que un estudio ha demostrado que se ha reducido su tamaño siendo éstos más pequeños de lo habitual.

Se realizó un estudio de ejemplares de oso polar comparando sus cráneos de dos períodos diferentes. (estudio publicado en el Journal Zoology).

163480_487813274074_2544881_nUn periodo iba del 1892 al 1939 y el otro del 1961 hasta el 2002, es decir, hace ya 14 años. El resultado del estudio fue que su cráneo había llegado a reducir sus dimensiones en algunos individuos hasta un 9 %.  Todo ello debido a los factores medioambientales. Influyendo en su reproducción y suponiendo un mayor desgaste energético para capturar a sus presas.  El hielo ha sufrido una reducción considerable, nada más y nada menos que un 29 % de pérdida de massa desde los años 80 hasta la actualidad. (Datos informados por la NASA y el NSIDC con sus mediciones a través de sus satélites).

Todos estos cambios ambientales son los que están produciendo un estrés físico al oso polar llegando incluso a reducir tanto su número que tendrán finalmente que recurrir a la consanguinidad para la reproducción y supervivencia de la especie.

De hecho, los investigadores han comenzado a decir: “menos hielo, menos oso”.

305798_10150280687444075_6449718_nLa conclusión donde quería llegar con éste artículo es que debemos ser conscientes que el estrés está siempre presente en nuestras vidas así como en la de nuestros perros y que no tiene que porqué ser siempre algo malo y perjudicial así como también saber que altos niveles de estrés, disminuye la capacidad de aprendizaje y viceversa. No obstante, es importante saber diferenciar entre el estrés positivo (eustrés) y negativo (distrés) para poder así detectar si es bueno o lo contrario para nuestro perro y así buscar soluciones y hacer algo al respecto.

Beatriz Gazeau

Dakota’s Summits

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *