coverreflex.caninas

Reflexiones Caninas: La Vida de Tu Perro

2016-03-25 09.20.54Llevo un tiempo fijándome con cierta curiosidad las historias que tienen propietarios con sus perros, su vínculo, relación, actividades que realizan juntos etc.

Lo curioso y que me llama la atención es, darme cuenta qué ellos intentan siempre adaptarse a tu vida, sin llegar siquiera a planterse si les gusta o no, siendo éstos capaces de seguirte hasta el fin del mundo, sin preguntar, porqué si, porqué así lo sienten y no necesitan más que estar a tu lado.

Una vida que les viene dada sin tener elección. A algunos, se les salva la vida, otros tienen una vida realmente desgarradora y llena de tristeza que nunca pidieron pero es la que se les otorgó.

Cuando una persona decide tener un perro, la tendencia es pensar mucho sobre lo que le va a suponer así como los beneficios, la responsabilidad y consecuencias que conlleva, no obstante, nunca llegamos a plantearnos el como a mi futuro perro le puede afectar el tipo de vida que llevo o el tipo de actividades que realizo.

IMG_8166Queremos hacer montañas…ahí estan ellos, queremos competir en Obediéncia…también ahí están, queremos trabajar con ellos en terapias, más de lo mismo… Siempre, siempre deben adaptarse a nuestros gustos, nuestras aficiones, nuestras prioridades y preferencias, nuestras ambiciones, objetivos…

Y para más inri, cuando ni siquiera nuestra familia o amigos nos aguantan…ellos siguen y continuan siempre ahí, sin rechistar, simplemente acompañándote en silencio para que nunca vuelvas a sentirte solo.

Es por ello que, cada vez nos centramos más y nos aseguramos que Dako realmente disfrute haciendo cualquier actividad con nosotros, e incluso siendo mi compañero en la vida, evitando en muchas ocasiones y en la medida de lo posible situaciones que sé que le pueden perjudicar y preocupar e intentando hacer todo aquello que sé que puede gustarle o del modo que sé que lo disfruta. Me parecería injusto y egoísta por nuestra parte exponerle a situaciones que a él le desagradan e incomodan y que son inecesarias así por que sí sabiendo que él es capaz de aguantar cualquier cosa con tal de estar con nosotros, conmigo… porqué él no me eligió, en cambio yo sí, una decisión totalmente consciente y que tomé con verdadero gusto.

IMG_8135A lo largo de nuestra vida, cometemos muchos errores, muchas imprudencias. Yo sin ir más lejos, he cometido unas cuantas. He embarcado a Dakota a excursiones demasiado exigentes sin estar él físicamente preparado y donde del disfrute al sufrimiento y agotamiento, pasaba en una milésima de segundo. Sin embargo, por suerte, la vida te enseña permanentemente y una mente abierta puede ayudarte a observar a la bola de pelo blanca que te acompaña y te habla -aunque no lo haga del mismo modo que tú- para darte cuenta de lo que te dice y de éste modo, la prioridad y objetivo en cada aventura que emprendes pasa a ser el de mirar por su bienestar para que almenos, ser tu compañero en la vida para él acabe siendo algo que merezca sobradamente la pena.

Y es que, una vez abres los ojos, ya no los puedes volver a cerrar y dejar de mirar atrás. Aprendes, cambias y eliges por él y ello conlleva una gran responsabilidad.

Actualmente intento hacer las cosas de tal modo que, cuando Dakota sea un abuelito canino, si pudiese hablar y le concedieran una entrevista…si le preguntasen: ¿Qué tal tu vida con tu humana? Me encantaria que su respuesta fuese algo parecido a…

“¡Apasionante! Me ha enseñado a exprimir la vida al máximo emprendiendome en un fantástico viaje que volvería a repetir sin lugar a dudas. He sido feliz, envejezco feliz y voy a morir feliz.”

IMG_3875bnEs por ello que, en todos los artículos que escribimos intentamos hacer especial hincapié en la importancia de descubrir el perro que tienes, observarlo, escucharlo y actuar en consecuencia.

La palabra dueño, propietario, amo…cada vez nos gusta menos. Un perro no es de mi propiedad. Es un ser más del globo terraqueo…él no me pertenece, su vida no me pertenece, no soy su dueña, no sé lo que soy exactamente para él o como definirlo pero no soy nada de eso. Dueño, propietario…me suena a la época de la exclavitud, posesión,…y no me gusta nada.

Realmente, quien tiene un perro tiene un compañero incondicional con quien poder compartir su vida. Habrán algunos que lo valorarán más o en menor medida pero él seguirá entando ahí, pase lo que pase, hasta el fin de sus días.

Y es por eso que como dice el dicho, todos deberiamos ser la clase de personas que, nuestro perro cree que somos.

Mientras tanto, Dako y yo seguiremos caminando juntos y redescubriéndonos mútuamente, hasta el fin de sus días.

Beatriz Gazeau
Dakota’s Summits

bastimentsnewroute

4 comentarios
  1. Sonia
    Sonia Dice:

    Jolín, no lo habría expresado mejor, pelos de punta y ojos arrasados.
    Supongo que todos los que tenemos perro y sentimos verdadera pasión por ellos, tenemos nuestras historias y nuestras vivencias. Hay gente que me reprocha que priorizo demasiado las necesidades y “vicios” de mis perros. Que si empleo demasiado tiempo en ellos, que aquel curso de adiestrador era muy caro y… ¡hasta Barcelona te tienes que ir!, que si te privas de ir a demasiados sitios por ellos, que si el tratamiento ese de por vida cuesta mucho o que soy demasiado neurótica con la epilepsia de uno de ellos…
    Tengo la suerte de vivir en un pueblo, grande y no muy bonito, pero tenemos monte para correr en casi todos los paseos y acequias donde refrescarnos y hacer unos largos. Me encanta la montaña y procuro hacer excursiones acorde a las posibilidades de ambos. El pequeño vino en febrero y se está poniendo muy fuerte, pero soy consciente de sus posibilidades y vamos poco a poco, es él el que marca el ritmo. El grande, bueno, él está muy en forma, pero hay que mirar sus episodios epilépticos y adaptarse a su estado en ese momento. Aun así, uno de los motivos por los que disfruto tanto de la montaña es porque los veo a ellos corriendo radiantes, alegres, emocionados, les cambia la cara, el porte, el pisar, se despiertan todos sus sentidos y los ves cómo van superando obstáculos y se sienten cada vez más seguros de sí mismos. Me llena el simple hecho de que puedan ser “simplemente” perros, aunque sea un día a la semana, sin esas ataduras sociales a las que los sometemos diariamente por el mero hecho de convivir con nosotros.
    Son nuestros compañeros y su bienestar es nuestra responsabilidad. Por ello, cuanta más información externa e interna (la que ellos nos proporcionan) tengamos, mejor funcionará el equipo. Por eso mismo, muchas gracias por tu blog y por todos los conocimientos que vas compartiendo.

    Responder
    • Bea Gazeau
      Bea Gazeau Dice:

      Muchas gracias Sonia por tus palabras. Me alegra oír que te gusta nuestro proyecto.Disculpa el retraso, los comentarios que recibimos a través de la web, no nos son notificados. Si tienes alguna duda o consulta, contacta con nosotros que estaremos encantados de ayudarte. Puedes seguirnos también en Facebook e Instagram para estar al día de todas nuestras aventuras y nuevos artículos. Un abrazo. Bea Gazeau.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *